NO ME SUPISTE AMAR

 

 

 

En la penumbra de la habitación

Tus manos tiemblan en mis manos,

Se fue el amor y la pasión quedó

Y nos miramos sin hablarnos.

De nuevo me besas con frenética locura

Y el fuego de tus besos acrecienta mi tortura,

Por ti lo espiritual, está lejos de aquí

Ya no podré jamás, amarte y ser feliz.

 

¿Por qué pretendes engañarme así?

¡Yo ya no puedo creerte!

Sólo te importa...  tenerme

Y yo prefiero perderte.

¿Por qué pretendes engañarme así?

¡Oh, déjame!... ¡Me iré lejos de ti!

¿Por qué pretendes engañarme así?

¡Basta!... ¡Quisiera morir!...

 

Creía en la pureza de tu amor

Yo te adoraba buenamente,

Dan ganas de golpear al corazón

Al verte así, tan diferente.

No quiero tus besos, me lastiman tus caricias

Me voy y aquí te dejo con la cruz de tu impudicia,

Tu engaño fue brutal, mataste mi ilusión

No me supiste amar, como te amaba yo.

 

Letra : Enrique Lary  (Enrique Lary Storch)

Música : Arturo Gallucci  (Arturo Hércules Gallucci)

 

Grabado por la orquesta de Carlos Di Sarli con la voz de Horacio Casares.

 

 

AtrásMenú Principal