LOS BURROS

 

 

 

Ha sonado la campana

Anunciando la largada,

Y la inquieta caballada

Galopa en su corazón.

La guita de la semana

El pan de su hogar fulero,

Todito lo juega entero

Al pingo de su pasión.

 

Lo monta el yoky de moda

Chaquetilla oro y granate,

Cierra los ojos y el mate

La ve brillando de sol.

En el pelo de la grela

Ve el oro de la suerte,

Y en sus labios a la muerte

Sangrienta del metejón.

 

Los colores encurdelan

Olvidando a sus pebetes,

Y en el fragor de los fletes

Dominan el pelotón.

Ahí va, adelante, en la recta,

Cerca de la colorada,

Cobrará la boleteada

Con su pingo vencedor.

Pero ¡Malhaya la suerte!

El pobre yoky ha rodado,

Y su sangre ha salpicado

El disco de la ilusión.

 

Después por la avenida, los patos y las palmeras

En medio de un silencio, que sigue a la emoción,

Pisando van, contritos, programas de carreras

Mientras las hojas caen, como una decepción.

 

Y frente a la dicha del barrio dominguero

Agacha de vergüenza el ala del sombrero,

Llorando su desgracia, al ver a sus pebetes

Que sufren hambre y frío, por culpa de los fletes.

Y, con un pibe en alto, implora al Dios del pingo

Los ocho ganadores para el otro domingo.

 

Letra : José Eneas Riú

Música : Enrique Delfino  (Enrique Pedro Delfino)

 

 

AtrásMenú Principal