LLANTO DE REBELIÓN

 

 

 

Odio me da al pensar en mi fracaso

Dolor y angustia, rencor y pena,

Si en sus labios puse yo la pasión

De mi alma herida;

Por qué el destino no quiso darme

Su amor que es sueño

Su amor que es vida.

En mi sangre su sangre se unió

Y en sus brazos soñé qué sé yo,

Y la noche brutal del adiós

El cansancio en sus ojos yo vi.

 

Llanto de rebelión, dolor de amar

Y en mis manos hoy vacías,

Tus manos que no están

Y esta desesperación que es sólo mía.

Lástima no, yo le grité con mi silencio

Si tanto te amé tendré valor para olvidarte,

Y cuando el tiempo feliz logre el milagro

Recordando tu maldad, sabré hasta odiarte.

 

Cómo hay que amar

Y que entiendan que una adora

Cómo, Dios mío ciega el orgullo.

Fue la savia de mi ser

Le entregué toda mi vida

Y sin embargo, no vio que era

El dulce sueño de ardientes horas.

Fue la llama de amor que quemó

Fue en mis labios morder el besar,

Y aunque al irse sin fe yo quedé

Hoy quisiera en sus brazos estar.

 

Letra y música : Marta Marín

 

 

AtrásMenú Principal