LIDIA

(vals)

 

 

Juntito con el alba
Venimos desde el cielo,
Para feliz consuelo
De tu azul niñez;
Los Reyes Magos somos
De Dios traemos flores,
De estrellas, los fulgores
Y todo lo que ves.
Melchor es quien te habla
Y dime por qué lloras,
Gaspar, también te implora
Igual que Baltasar;
¡Oh, Lidia! Yo comprendo
Que cuesta mucho un padre,
Lo mismo que una madre
Que aman sin cesar.
 
Bendita sea tu niñez, amor de Dios
Infancia sin calor ni luz, cruel orfandad,
A cuestas con la cruz, irá tu alma en pena
Solita por la senda oscura de tu soledad.
Los Reyes vemos desde el trono celestial
La triste realidad que pesa en tu dolor,
¡Oh, Lidia! Tu mamá se fue al infinito
Al camposanto desolador.
 
Sé buena con tu suerte
Hijita del destino,
Que Dios en tu camino
Será tu protector;
Tu alma candorosa
Tendrá la luz del cielo,
Y en todos tus anhelos
Tendrás al rey Melchor.
El oro de los Reyes
Será para los niños,
El fruto del cariño
Que el reino puede dar;
Buscamos a los fieles
Que lloran nuestra ausencia,
Tal vez la providencia
Alivie su penar.

 

Letra : Pascual Vivona

Música : José Milano

 

(partitura edición 1944)

 

 

AtrásMenú Principal