LA VIOLETERA

 

 

 

La linda violetera

Sus flores va ofreciendo...

Las bromas respondiendo

Con gracia espiritual,

Y al serio y al alegre

Y al rico y al pobrete

Le deja un ramillete

Prendido en el ojal.

Las mesas del “Concierto”

Ruidosas de alegría,

Con bella mercancía

Se acerca a perfumar,

Y en este reino loco

Del vino y de la risa

Serena se desliza

Diciendo así al pasar:

 

-Caballeros, son mis flores

Mascotitas de fortuna,

Y han de verlo en sus amores

Si se quedan con alguna

De las que yo les ofrezco aquí...

Caballeros, mis violetas

Han brotado en los jardines,

Donde vagan los poetas

Y adorables querubines

Las cortaron para mí...

 

La linda violetera

Mezclada a la alegría,

Disfraza su agonía

Con lírico pregón...

Un día dio su alma

Fragante cual las flores

Y fueron sus amores

Pagados con traición.

La más preciosa herencia

Le queda del romance,

La luz de su existencia:

Su nene... ¡Que es su Dios!

Por él y por sus dulces

Ensueños que se han muerto,

De pronto en el “Concierto”

Pregona así su voz:

 

-Caballeros... Conmovido

Desparramo el canastillo

Y por ella yo les pido,

Que den vuelta los bolsillos

Los que tengan corazón...

Caballeros... ¿Hay alguno

que no compre ni un ramito,

al saber que cada uno

dará pan para un nenito

y a una madre, protección?

 

Letra : Francisco García Jiménez

Música : Anselmo Aieta

 

Grabado por Carlos Gardel con guitarras. (sello Odeón Nº 18.831)

 

                       

A “Letras   A “Autor”    Menú Principal