LA SERENATA DE AYER

(vals)

 

 

Llegaba en coche a la ventana de la moza

Y se embriagaba con glicinas y jazmines,

Traía un ansia de zorzal en los cantares

Ponía el alma en las guitarras y violines.

A la hermosura quinceañera le dejaba

El homenaje de su acento y de su amor,

Y se alejaba con el premio de un suspiro

Una sonrisa, un “muchas gracias” y una flor.

 

En la lejana noche fue

Canción de amor y fe,

En la vidala fue el dolor

Del mozo trovador...

Con habaneras vino al barrio a suspirar

Y al claro de la luna, su farol de plata,

Le pidió a la ingrata, que supiera amar.

 

La linda moza al despertar

Al son de la canción,

Abría su alma y su balcón

Poniéndose a soñar...

Y florecía la esperanza del cantor

Al ver que la sonrisa de la porteñita,

Era una infinita, promesa de amor.

 

Enmudeció la serenata para siempre

Ya no anda en coche con guitarras y violines,

Siguió el camino de las buenas ventanitas

Que se adornaban con glicinas y jazmines.

Se fue al ocaso con el coche en que llegaba

Partió al recuerdo con Gabino, el payador,

Y se cerraron los balcones que se abrían

Para brindarle un “muchas gracias”  y una flor.

 

Letra : Ismael R. Aguilar  (Ismael Ricardo)

Música : Manuel Buzón

 

Grabado por Carlos Gardel con acompañamiento de guitarras.

 

 

AtrásMenú Principal