LA PULPERA DE SANTA LUCÍA

(vals)

 

 

Era rubia y sus ojos celestes

Reflejaban la gloria del día,

Y cantaba como una calandria

La pulpera de Santa Lucía.

Era flor de la vieja parroquia

¿Quién fue el gaucho que no la quería?

Los soldados de cuatro cuarteles

Suspiraban en la pulpería.

 

Le cantó un payador mazorquero

Con un dulce gemir de vihuelas,

En la reja que olía a jazmines

En el patio que olía a diamelas.

“Con el alma te quiero, pulpera

y algún día tendrás que ser mía”

Mientras llenan las noches del barrio

Las guitarras de Santa Lucía.

 

La llevó un payador de Lavalle

Cuando el año cuarenta moría,

Ya no alumbran sus ojos celestes

La parroquia de Santa Lucía.

No volvieron los trompas de Rosas

A cantarle vidalas y cielos,

En la reja de la pulpería

Los jazmines lloraban de celos.

 

Y volvió el payador mazorquero

A cantar en el patio vacío,

La doliente y postrer serenata

Que llevábase el viento del río.

“¿Dónde estás, con tus ojos celestes

¡Oh! Pulpera que no fuiste mía?”

¡Cómo lloran por ti las guitarras

las guitarras de Santa Lucía!

 

Letra : Héctor Pedro Blomberg

Música : Enrique Maciel

 

Grabado por Ignacio Corsini con acompañamiento de guitarras.

Grabado por Enzo Valentino con guitarras. (sello T K, N° S - 5287)

 

A “Letras   A “Autor    Menú Principal