LA PORTEÑITA

(milonga)

 

 

La porteñita te llamaban los muchachos

Porque eras toda en cuerpo y alma para el tango,

Con tu pollera y tu blusita de percal

Eras un poco de arrabal

En los salones milongueando...

Cuando los roncos bandoneones te envolvían

Como una llama la milonga te encendía,

Por tu canyengue, tu cadencia y tu compás

Formaban rueda en el salón

Para mirarte milonguear.

 

Al revolear tu florido percal

Mariposita de luz de arrabal,

Quién no quedó suspirando

Siguiendo tus vueltas

Soñando... soñando...

Si habrás oído palabras de amor

Milonguerita de barrio,

Pero tu amor era el tango

Y el tango vivía

En tu corazón.

 

Fuiste famosa desde Palermo hasta Corrales

Fuiste la reina de los bailes de arrabales,

Rayaba el piso tu taquito compadrón

Marcando un ocho en el salón

Entre el vaivén de tus percales...

Naciste tango y para el tango fue tu vida

Desde el recuerdo mis nostalgias no te olvidan,

Esta milonga compadrita es para vos

Que te regala mi emoción

Como una flor del corazón.

 

Letra : Reinaldo Yiso  (Reinaldo Ghiso)

Música : Riel  (León Lipesker)

 

 

A “Letras”   A “Autor”    Menú Principal