LA NOVIA DEL SUBURBIO

 

 

 

El suburbio lloraba de pena,

Murió la obrerita, más linda y más buena.

Cien muchachos quisieron ser dueños

De aquellos ojazos de cielo y ensueño.

Pero ella tan sólo quería

Aquel muchachito que no volvería.

Imploraba su alma en pedazos

¡Yo quiero morirme, morirme en sus brazos!

 

Con su traje de novia

La vistió su viejita,

Como ella le pidiera

Antes de partir...

Y los blancos azahares

En sus manos de cera,

Era la primavera

Que no pudo vivir.

 

En su almita cantaron dichosos

Gorriones alegres del barrio querido,

Hasta que un picaflor la sedujo

Cayó la pebeta cediendo al embrujo.

Pero pronto, trabajo y amores

Minaron su cuerpo, quemaron sus flores,

Y aquel mozo de amor despiadado

Sabiéndola enferma, se fue de su lado.

 

Letra : Agustín Carlos Minotti

Música : Roberto Rufino

 

Grabado por Alberto Morán con el acompañamiento de la orquesta de Armando Cupo.

 

 

AtrásMenú Principal