LA CASA VACÍA

 

 

 

El diario de la noche tembló entre mis manos
Al ver aquel aviso perdido en un rincón,
“El próximo domingo remataré una casa”,
Y abajo en letras grandes, el barrio y dirección...
¡La casa de mis padres! – me dije conmovido
Después seguí leyendo, se puede visitar,
Y recordé mil cosas, mi infancia, mis hermanos,
Mis buenos viejecitos, tan buenos como el pan.
 
Casita, vieja casita,
Emoción del dulce hogar,
Aún me llega tu fragancia,
Los recuerdos de mi infancia 
Y la mesa familiar.
Casita, vieja casita,
Puerta que no se abrirá...
Ni al sonido de mis pasos,
Mi madre abrirá sus brazos
Ni yo le diré: ¡Mamá!
 
El día del remate, llegué como otros tantos,
La voz del martillero me ahogaba de emoción,
Yo no tenía un cobre, la casa se llevaron
Y nadie adivinaba mi pena y mi dolor...
La noche mientras tanto caía lentamente 
La casa era una sombra, sólo quedaba yo,
Y allí sobre sus rejas muy silenciosamente
Lloré por mis viejitos con todo el corazón.
 
Letra : Reinaldo Yiso  (Reinaldo Ghiso) y Julio Jorge Nelson  (Isaac Rosofsky)
Música : Arturo Gallucci  (Arturo Hércules Gallucci)
 
Grabado por la orquesta de Miguel Caló con la voz de Roberto Rufino. (20-07-1949)

 

 

                               A “Letras   A “Autor”    Menú Principal