JUSTO EL 31

(1930)

 

Hace cinco días ,

Loco de contento

Vivo en movimiento

Como un carrusel...

Ella que esperaba

Amurarme el uno,

Justo el treinta y uno

Yo la madrugué...

Me contó un vecino

Que la inglesa loca,

Cuando vio la pieza

Sin un alfiler,

Se morfó la soga

De colgar la ropa

Que fue en el apuro

Lo que me olvidé.

 

Si se ahorca no me paga

Las que yo pasé...

Era un mono loco

Que encontré en un árbol

Una noche de hambre

Que me vio pasar;

Me tiró un coquito...

Yo que soy chicato...

Me ensarté al oscuro

Y la llevé al bulín...

Sé que entré a la pieza

Y encendí la vela

Sé que me di vuelta

Para verla bien...

Era tan fulera

Que la vi; y di un grito

Lo demás fue un sueño...

Yo me desmayé...

 

La aguanté de pena

Casi cuatro meses

Entre la cachada

De todo el café...

Le tiraban nueces,

Mientras me gritaban...

“¡Ahí va Sarrasani

con el chimpancé!”

Gracias a que el Zurdo

Qu´es tipo derecho

Le regó el helecho

Cuando se iba a alzar

Y la redoblona

De amurarme el uno

¡Justo el treinta y uno

se la fui a cortar!

 

Letra : Enrique Santos Discépolo y Ray Rada (Raimundo Félix Radaelli Bernasconi)

Música : Enrique Santos Discépolo

 

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Mario Bustos.

 

 

A “Letras   A “Autor    Menú Principal