IDILIO TRUNCO

(vals)

 

 

Andáte, no me vengas con tus súplicas

A recordar las horas

De aquel idilio trágico,

Pues sólo has de encontrar aquí

Las ruinas de un amor que fue

La dicha más feliz que yo

Por vos acaricié.

Ya es tarde, tus ruegos y tus lágrimas

No han de borrar de mi alma

Tu acción que ha sido pérfida.

 

Te puedo perdonar

El mal

Que hallé de tu traición

En pos,

Pero... no olvidarás

Mujer,

Que he muerto para vos.

¡Por qué has venido!

No ves que estoy enfermo

De tanto haber sufrido

Por culpa de tu amor.

No aumentes más mis penas

Ya todo ha terminado,

No hay nada entre nosotros

Andáte, ¡Por favor!

 

Si todas mis penas de romántico

Son una consecuencia

De aquel amor efímero,

¿Qué esperas de mí, si ya

perdiste la ocasión de ser

la dueña de un hogar feliz

que nunca lo has de ver?

 

Andáte, que al verte me das lástima

No llores, que algún día

Es fácil que tus lágrimas

Te puedan precisar,

Mujer,

Que en tu desolación

Sin par,

Yo sé que has de sufrir

Por mí,

Yo sé que has de llorar...

 

Letra : Ángel Marino

Música : Nicolás Salvador Blois

 

                       

AtrásMenú Principal