HUMILLACIÓN

 

 

 

Yo no sabía del amor que se arrodilla

Balbuceando ruegos, manso de altiveces,

Fue de ese modo, con flaquezas que aún me humillan

Como en mi delirio, te llegué a querer.

Hoy, que despierto frente a tu liviana pasión

En mi conciencia se sintió de lleno el rigor,

Brota a despecho de este amor que me envilece

El grito rebelde, de mi humillación...

 

¡Odio este amor!...

Que me humilló a tus antojos.

¡Odio este amor!...

Que me enseñó a suplicar.

Ansia torpe que me arrodilló

Bajo el yugo de tu pretensión...

¡Odio este amor!...

Que al doblegar mi entereza,

Me rebajó

A mendigar tu calor.

 

No te reprocho si tu amor que fue inconstante

Puso en mi existencia, sombras de abandono,

No tienes culpa, si maldigo a cada instante

Lo que fue flaqueza de mi corazón.

Mía es la culpa por haber llorado a tus pies

Y es mi castigo condenar mi propia pasión,

Frente al reproche de mi orgullo lastimado

Que no se consuela de su humillación.

 

Letra : Carlos Bahr  (Carlos Andrés Bahr)

Música : Rodolfo Biagi

 

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Héctor Mauré.

 

                       

A “Letras   A “Autor    Menú Principal