HAY UNA VIRGEN

(canción)

 

 

Hay una virgen de alma cariñosa

Tan tiernamente al corazón unida,

Que separar mi vida de su vida

Fuera lo mismo que romper las dos.

Hay un semblante pálido y hermoso

Que siempre miro, porque está en mi alma,

Y que en la sombra de la noche en calma

Vela con mi ángel cuando duermo yo.

 

Hay unos ojos negros adormidos

A la sombra ideal de la pestaña,

Cuya mirada celestial empaña

La tristeza dulcísima del mar.

Ojos que buscan en los ojos míos

El idioma del alma silencioso,

Ojos dichosos, si me ven dichosos

Ojos que lloran, si me ven llorar.

 

Hay un cabello derramado en rizos

Que entreteje mi mano cariñosa,

Una cabeza lánguida y hermosa

Que dulcemente desmayando va.

Hay un seno de amor, tibio y tranquilo

Donde reclino pálida mi frente,

Cuando la copa del dolor ardiente

El alma mártir apurando está.

 

Letra : Lord Byron

Música : Gardel-Razzano

 

Grabado por Carlos Gardel con guitarras. (sello Odeón Nº 18.839)

 

 

AtrásMenú Principal