EN LA VÍA

 

 

 

A ver, che mocito, portame cigarros

Y ensille ese vaso, de caña, otra vez,

Que yo no me sumo con esos otarios

Que chupan de bronca, llorando después.

 

Yo tomo el ricino sin pena ni agravio

Que al fin un disgusto, lo mata un placer!

A qué andar con vueltas – si es largo el rosario

Cortado al despecho – por una mujer!

 

Y si llegase a añorarla

Porque, al final, la he querido,

No he de arrumbarme, abatido

En un rincón del café.

Ni he de sacar un pañuelo

Para llevarlo a mis ojos,

Ni lagrimear como un flojo

Porque en la vía quedé.

 

¿Se fue? ¡Mala suerte!, “café y pan criollo”

¡Qué tanto merengue: “que vuelva la infiel”!

Si aquel que se arruga pidiendo socorro

No es hombre ni tiene vergüenza con él...

 

¡Que adiós, bulincito! ¡Que adiós, aliviada!

¡El paco´e valerios, todo a ganador!

¡Paciencia compadre! ¡No escupa la estrada!

De vuelta al convento, no pase calor.

 

Letra : Eduardo Escaris Méndez

Música : Nicolás Vaccaro

 

Grabado por la orquesta de José Basso con la voz de Alfredo Belusi.

 

 

A “Letras   A “Autor    Menú Principal