EL TIGRE MILLÁN

 

 

Picao de viruela, bastante morocho

Encrespao el pelo, lo mismo que mota,

Un hondo barbijo a su cara rota

Le daba un aspecto de taita matón.

De carácter hosco, bien fornido y fuerte,

Afrontó el peligro cual bravo titán,

Jamás tuvo miedo, ni aún ante la muerte

Porque era muy hombre , el tigre Millán.

 

Pobre tigre que una noche en Puente Alsina

Dos cobardes lo mataron a traición,

Era guapo, de esos guapos bien temidos,

Cual la punta desgarrante de un facón.

Mala suerte, pobre tigre, siempre tuvo

En cuestiones de escolazos y de amor

Pues no era bien parecido,

Y fatalmente metido

Con la mujer que adoró,

Nunca fue correspondido

Y ella al fin, lo traicionó.

 

Cuentan que una noche, bramó como fiera

En un entrevero que hasta hoy se comenta,

Repartiendo hachazos ¡Era una tormenta!

Mostró su coraje venciendo a un malón.

¡Parece mentira que hombres de su laya!

Mueran siempre en manos de un ruin cobardón,

Hoy la muchachada ¡Tigre! te recuerda

Y aquella culpable llora su traición.

 

Letra y música : Francisco Canaro  (Francisco Canarozzo)

 

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Mario Bustos.

 

 

AtrásMenú Principal