EL TANGO NO TIENE CONTRA

 

 

 

El tango es la musa de mi Buenos Aires

Andando entre guapos, aprendió a vivir,

En la mala racha jamás fue cobarde

Y en los entreveros se aguantó piolín.

El tango es un naipe que no tiene contra

Es el as de triunfo para la emoción,

Final de Palermo, a taco y a lonja

Y es un viejo curda en un bodegón.

 

Tango...

Que saltando zanjas,

Por Alsina y por Pompeya

Conociste a la Mireya

Hamacándose en tu son,

Al vasco Aín y a Juanito

Y al famoso Lecherito

Que en Mataderos cayó.

 

Tango...

El de rango turbio,

Con taquito y media caña

Entrador pero sin maña

Como punta de alfiler,

Que te empilchaste con lengue

En el bailongo canyengue, del tano 43.

 

El tango es la historia de un cacho de vida

Dolor de griseta, que perdió la fe,

Callejón sin nombre, percal y glicina

Y es la barra amiga, que está en el café.

El tango es un naipe que no tiene contra

Es dolor de hermano que llora un querer,

Farol en la noche, con luz y con sombra

Que se pone triste, al amanecer.

 

Letra : Andrés Gregorio Chinarro

Música : Carlos Demaría  (Juan Esteban Fernández) y Juan Mario Maffia

 

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Mario Bustos.

 

 

AtrásMenú Principal