EL DESAFÍO

(milonga)

 

 

            (Cantado)

Le corro con mi manchao

Al alazán de Cirilo

Y no le pido ni un kilo

Como le dio al colorao...

Nicasio, de abanderao

Y como juez don Zenón,

A correr dende el portón

Hasta allí, hasta el esquinero...

Y me juego hasta el apero

¡Y empeño hasta mi facón!

 

            (Recitado)

¡No respeto, caballeros!

Estao, ni pelo ni marca

Y al de la estancia ´e “La Zarca”

Le pueden bajar los cueros.

No me asustan parejeros

Con tapa ni con trompeta...

Pues no es al primer sotreta

Que allí, en la esquina ´e Las Latas

L´echo revoliar las patas

Y también largar la jeta...!

 

            (Cantado)

Le aceptan y desensillan

Dejando sobre el apero,

Botas, facón y sombrero

Y hace vincha su golilla.

Va de la cancha a la orilla

En vez de un rebenque, dos...

Con la fe puesta en su Dios

Cual legítima esperanza,

Pa´ los laos de la balanza

A igualar sesentidós...

 

            (Recitado)

Le tocó un rosillo moro

Marca de Hilarión Contreras,

Que había ganao más carreras

Que el colorao sangre ´e toro.

Lo montaba un mozo Floro

Muy güen corredor campero,

Puntiador y ventajero

Pa´ largar a la bandera,

Pues no había quién saliera

¡Siempre picaba primero!

 

            (Cantado)

El rival del mocetón

Que se sintió desafiar,

Cargó, pa´l peso igualar

Medio kilo ´e munición...

Lo rodeaban un montón

Que hacía juerza pa´ su lao...

Otros, palmiando al manchao

Seguían pa´l  andarivel,

Como si vieran en él

Un triunfo ya descontao.

 

(Recitado)

¡Y pa´ qué seguir contando

lo que fue aquella carrera!

Si cualquier hombre de ajuera

Ya lo estará calculando...

Anduvieron mañeriando

Errar y errar la partida,

Hasta que en una corrida

Les bajó el abanderao,

Y el rosillo y el manchao

¡Jueron una luz prendida!

 

            (Cantado)

Y se sintió ¡Ya pegaron!

Y la cosa jué pareja,

Ni se sacaban la oreja

Y los rebenques bajaron...

Y cuando al final pasaron

Entre público y rayeros,

Entre aplausos y sombreros

Que se agitaban de gozo,

El juez gritó sentencioso:

“¡Puesta, nomás, caballeros!”

 

Letra : “Charrúa”  (Gualberto G. Márquez)

Música : René Ruiz  (Segundo René Leoncio Ruiz)

 

Grabado por la orquesta de Aníbal Troilo con la voz de Francisco Fiorentino.

 

                       

AtrásMenú Principal