DOMINGOS DE BUENOS AIRES

(1970)

 

 

Hoy es domingo, por lo tanto no trabajo,
No habrá corridas para arriba, para abajo,
No voy a entrar en la vorágine maldita
De sentirme una hormiguita pisoteada con desdén.
Hoy es domingo y lo gasto como quiero,
Es mío entero porque Dios lo ha decretado,
La problemática la guardo en el cuaderno
La semana es un infierno, ¡El domingo es un Edén!
 
Voy a regar el rosal, el jazmín,
A corretear con mi pibe en el jardín,
A solazarme vestido de sport
La hamaca en el porch
Leyendo “Clarín”...
Después la pasta y la siesta feroz
Sin teléfono, sin ruidos.
Al levantarme la radio,
El mate, el estadio
Y a gritar el gol.
 
Hoy es domingo, por lo tanto no despacho,
Con la semana basta para mandarte al tacho,
Para mancharte con carbónico los dedos
Y pensar del jefecito, lo que él se imagina bien.
Para viajar como sardina, pero vivo,
Porque el rodado no te sirve, es un castigo,
Y no encontrás nunca un lugar donde ponerlo.
La semana es un infierno, el domingo es un Edén.

 

Letra y música : Eladia Blázquez

 

 

AtrásMenú Principal