DOMINGO EN PALERMO

 

 

 

Un grito en las tribunas, pregona que largaron

Está en acecho el ansia que alienta el corazón,

Y junto con los pingos van corriendo apareados

Fracasos, esperanzas, la suerte, el metejón...

Después sobre la arena, boletos arrugados

Son esperanzas muertas que el destino olvidó,

Lo mismo que si fueran las hojas ya marchitas

Cayendo desprendidas de un árbol de ilusión.

 

¡Domingo de Palermo!

La suerte está en juego,

Un ansia fracasada

De nuevo es renovada.

¡La racha ha de quebrar!...

Y vuelta a fracasar

Que son ocho carreras

Lo mismo que ocho cuentas

Del Rosario que reza

El burrero al Dios Azar.

 

Las patas de los pingos llevaron enredadas

Mis pobres ilusiones de eterno jugador,

En ancas llevó el Pulpo el pan de mis purretes

Y el fruto del trabajo, jugado a ganador.

La suerte me castiga: fracaso tras fracaso

Y siempre mi esperanza figura “no placé”,

Inútil es que mire atrás, arrepentido

El polvo de la pista, ya no me deja ver...

 

Letra : Manuel A. Meaños  (Manuel Andrés Meaños)

Música : Alberto Gambino

 

                       

AtrásMenú Principal