DINERO, DINERO

 

 

 

Vida, pobre vida que se va, se va...
Sueño de un empeño que en su luz quemé,
Cuando ataba en el montón de mi pobreza
La riqueza de un querer.
 
Yo también fui joven y hace tanto ya
Tuve la ternura, con que la abrigué,
Y ella amaba el reino mero del dinero
Del dinero que, yo le negué.
 
¡Dinero!, ¡Dinero!, ¡Dinero!,
Metal sin corazón
No compra lo que quiero.
Me niega, la entrega,
De un puro acento leal
De amor igual.
¡Dinero!, ¡Dinero!, ¡Dinero!,
Volcando en este arcón
Su canto pasajero,
¡Maldito!,
Como el grito de desprecio,
De quien tuvo, por tu precio
Que vender su corazón.
 
Hoy, que estoy rodeado de oropel, no está
Y ella, sin tenerte, tras tu voz partió,
Es la amarga paradoja, que me arroja
La congoja del error.
 
Quién me diera un día del sencillo ayer
Nada en el bolsillo y el cariño a pie,
Arrimado al tibio raso de su paso...
De su paso, amor, que se me fue.
 
Letra : Cátulo Castillo  (Ovidio Cátulo González Castillo)
Música : Enrique Delfino  (Enrique Pedro Delfino) (Delfy)
 
Grabado por la orquesta de Carlos Di Sarli con la voz de Alberto Podestá. (26-09-1947)
Grabado por la orquesta de Carlos Di Sarli con la voz de Oscar Serpa. (09-1952)

 

 

A “Letras”   A “Autor”    Menú Principal