DESOLACIÓN

 

 

 

Un pueblo lejano, tarde gris de invierno

Triste despedida en el viejo andén,

Lágrimas de novia, juramento eterno

Un sollozo ahogado mientras parte el tren.

Atrás, el pasado, la novia querida

Camino adelante, brilla el porvenir,

El sueño dorado. Triunfar en la vida

Y después dos almas para siempre unir.

 

Muy pronto con su negro tul

Envolvió mi sueño azul

La realidad...

Mis bellas ilusiones fue truncando

El egoísmo de la ciudad.

Ansiaba nuestro amor salvar

Y por él sin desmayar

Luché...

Mas todo fue en vano

De angustia lloré,

Rodando sin Dios

Sin fe...!

 

Senda de añoranzas del pueblo perdido

Que lleno de anhelos me viera marchar,

Hoy sólo contemplas a un pobre vencido

Que la ciudad, un día, soñó conquistar.

Última esperanza... Noviecita buena

Volcará en mi alma un rayo de luz,

Ansioso la busco... pero ebrio de pena

Su nombre, llorando, beso en una cruz.

 

Letra : Víctor Álvarez

Música : Tito Ribero  (Amado Alberto Ribero)

 

                       

AtrásMenú Principal