CORAZÓN

(1939)

 

 

Corazón me estás mintiendo

Corazón, por qué llorás...

No me ves que voy muriendo

De esta pena a tu compás.

Si sabés que ya no es mía

Que a otros brazos se entregó,

No desmayes todavía

Sé constante como yo...

Dame tu latido

Que yo quiero arrancar,

Esta flor de olvido

Que ella ha prendido

Sobre mi mal...

 

¡Corazón!

No la llames

Ni le implores...

Que de tus amores

Nunca has merecido

Tanta humillación.

¡Creo en Dios!

Y la vida

Con sus vueltas,

Sé que de rodillas

La traerá a mis puertas

A pedir perdón...

 

Ya verás cuando retorne

Y en sus brazos traiga fe,

Que no es loca mi esperanza

Que no en vano la lloré.

Yo tendré en mi boca un beso

Para su desolación...

Y mis manos las caricias

Que le entreguen el perdón.

Pero si no viene...

¡Ya no quiero vivir!

Y en mi triste noche

Sin un reproche

Sabré morir...

 

Letra : Héctor Marcó  (Héctor Domingo Marcolongo)

Música : Carlos Di Sarli

 

Grabado por la orquesta de Carlos Di Sarli con la voz de Roberto Rufino. (11–12–1939)

 

                       

A “Letras   A “Autor    Menú Principal