CORAZÓN DE ARRABAL

 

 

 

Tienen un fulgor de pasión
Los ojos del compadrón.
Ella cimbrea sensual las caderas
Y en ansia de fiera se prende al varón;
Y los va arrastrando, arrastrando
Con sus sollozos el bandoneón,
Y al compás siguen dormidos
Con los latidos del corazón.
 
Este es el tango de mi tierra,
Toda pasión en él se encierra,
Se sienten ganas de bailar,
De reír y de llorar.
El que se baila en las cortadas
Y que termina a puñaladas;
Se sienten ganas, al bailar,
De querer y de matar.
 
Arde en llamarada procaz
La mina, en el baile audaz.
Y van curvados en una corrida
Poniendo la vida en cada compás.
Hasta que vencida, se entrega
Toda temblando de amor sensual.
Y el derecho de amo nuevo
Sella el malevo con el puñal.
 
Letra : Manuel Romero
Música : Manuel Jovés
 
Grabado por Carlos Gardel con el acompañamiento de José Ricardo y su guitarra. (1925-26)

 

A “Letras”   A “Autor”    Menú Principal