COPOS DE ESPUMA

(vals)

 

 

Era una tarde invernal
Cuando al pasar yo te vi,
Tan pura y angelical
Como novia ideal, te presentí.
Muy poco tiempo después
Juntos, muy juntos los dos,
En la serena quietud
Elevamos hasta Dios
El amor de nuestra juventud.
 
Hoy te quiero recordar
Con el tiempo que pasó,
Porque me supiste amar
Lo mismo que te amé yo.
Pero será eterno mi penar
Ya que tu vida se apagó.
 
No volvió nunca más el cantor
Con su voz melodiosa entonar,
Esa fiel serenata de amor
Que entre sueños, supiste escuchar.
¿Para qué, dulce amada, volver
si en la reja no te iba a encontrar?
Si del mundo te fuiste, mi bien
Para qué y para quién, cantar...
 
Era una tarde invernal
Cuando al pasar yo te vi,
Tan pura y angelical
Como novia ideal, te presentí.
El nuevo invierno llegó
Con la tarde que se fue,
Y en una visión fugaz
Tan hermosa te soñé
Que no hubiera querido despertar.

 

Letra : Lito Bayardo  (Manuel Juan García Ferrari)

Música : Anastasio Eladio González

 

(partitura edición 1944)

 

 

A “Letras   A “Autor”    Menú Principal