CHIRUSA

 

 

Chirusa, la pebeta del conventillo

Parlaba muy debute con un “Don Juan”,

Que con palabras finas y con su brillo

Le prometió quererla con mucho afán.

Confiada en sus promesas, una mañana

Ató todas sus pilchas y se fugó,

Cegada por el lujo, se hundió en la caravana

Y el sucio conventillo, le gritó:

 

“No dejes a tus viejos

Cuidado, che, chirusa

Que el lujo es el demonio

Que causa perdición...

Y cuando estés muy sola

Y seas trapo viejo,

Has de llorar entonces

Aquella ilusión”.

 

Hastiada de placeres y mala vida

Enferma y solitaria, se encontró,

Pensó en sus pobres viejos, que dejó un día

Por locas fantasías de cocó.

Y cuando los recuerdos le dan tristezas

Rememorando todo lo que perdió,

El alma del convento, hasta su pieza

Como una voz lejana, le recordó:

 

Letra : Nolo López  (Manuel López)

Música : Juan D´Arienzo

 

Grabado por Virginia Vera con acompañamiento de guitarras. (1931)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal