CHAU, PEBETA     

 

 

 

Ayer me hablaste bien diquera y pizpireta

Y pude ver amor de grupo en tu mirada,

Vos te creíste que a tu lado me llevabas

Por el camino que ya dejé.

Es que esperabas me rindiera tu belleza

Con ansias locas de ser mina de alto rango,

Te imaginaste en un Edén y que mis mangos

Te pagarían ese esplendor.

 

Anhelos, de gata fina

Querían, suave y ladina,

Rodearme en tu serpentina

Y cotizarte por tu querer.

Mirame, no soy otario,

Por eso no ves, coqueta,

Los mangos son pa’ mi vieja

¡Y... chau, pebeta!... Seguí tu tren.

 

Es que no puedo someterme a tu capricho

No soy el hombre para repetir la historia,

Dejé hace mucho de dar vueltas a la noria

Por el cariño de una mujer.

Ya me di cuenta, por tu afán, que pretendías

A costa de “alguien” que el dinero te envolviera,

Y ser vos “reina”, aunque mi alma yo vendiera

Y eso, pebeta... ¡No puede ser!

 

Letra : Mario Nazareno Álvarez  (seud.: Mario Bustos)

Música : Riel  (León Lípesker)

 

Grabado por la orquesta de Alfredo De Ángelis con la voz de Lalo Martel. (22-12-1960)

Grabado por Mario Bustos con el acompañamiento de la orquesta de Armando Lacava. (sello T K Nº 10.414)

 

 

AtrásMenú Principal