CANCIÓN DE CUNA

 

 

 

En el sendero del triste hospicio

Alguien cantaba con suave voz,

La tierna frase de madrecita

Que al niño arrulla con dulce amor...

Casi una niña la pobre loca

Un trapo viejo cual bebé ató,

Y entre sus brazos lo acariciaba

Mientras cantaba esta canción:

 

“Arrorró mi niño, arrorró mi sol,

Soy tu madrecita y tú eres mi Dios.

Tu padre fue malo y te abandonó,

Quizás vuelva un día, pero sin amor.

Arrorró mi niño, arrorró mi sol”.

 

Llegué hasta aquella pobre muchacha

Y al verme cerca calló su voz,

Y apretujando esos harapos:

“¿Verdad que es lindo?”, me preguntó...

Y el drama intenso de aquella madre

Que, por su hijito, loca quedó,

Vive en mi mente y a todas horas

Siento en mi oído esa canción.

 

Letra : José Antonio Díez Gómez

Música : José María Rizzuti

 

Grabado por Carlos Gardel con guitarras. (sello Odeón Nº 18.979)

 

 

AtrásMenú Principal