CAMINO DEL TUCUMÁN

 

 

 

Trotando viene la noche

Por negras huellas de sueño,

La luna, corre que corre

Fatiga los bueyes

Cansados y lerdos.

Con el borrón de su ausencia

Se está manchando el silencio,

Y están llorando las ruedas

Que van

Camino del Tucumán...

 

¡No hay que apurarse, barcino!

Vamos, despacio, nomás...

Total, andar es mi sino

Y el destino es una meta

Que yo tengo en la carreta...

No hay que apurarse, barcino

Que su percal ya no está...

Si ella se fue como vino,

Sombra triste en el camino

Que cortó mi soledad...

 

Blanca de muerte su cara

Estaba amarga de frío,

Se la llevaron al alba,

Cruzada en mi overo

Camino del día...

Yo me quedé con sus trenzas

Y ella llevó mi recuerdo,

Para que grite en las huellas

Que van

Camino del Tucumán...

 

Letra y música : Cátulo Castillo y José Razzano

 

Grabado por la orquesta de Aníbal Troilo con la voz de Floreal Ruiz.

 

                       

A “Letras   A “Autor    Menú Principal