CABECITA NEGRA

 

 

 

Inútil canción, para quién cantás

Si ya la pebeta no escucha tu voz,

Ni pone en su boca la dulce ración

Pa´ que con tu pico la puedas besar.

Callate! No sigas tu triste gorjeo,

¿No ves que tu canto me agranda este mal?

 

Callate unos días, muy pocos tal vez

Ya verás qué alegría te aguarda después,

Si quiere el destino traerme a la ingrata...

Seguí con tu trino con tal que alegrés.

Si en cambio resuelve odiarme, no más

Y se queda y no vuelve, entonces verás,

Yo te abro la jaula, buscala en tu vuelo

Decile a esa maula por quién le cantás.

 

Serás como un hijo que busca la unión

Y lleva un recuerdo atado a un perdón,

Y vuelve trayendo, como un triunfador

Un beso en el pico y un lazo de amor.

Callate, no cantes, que escucho en tu voz

Un eco distante diciéndome adiós,

La jaula está abierta, tendé tu volido

Y al lao de su oído, cantá por los dos.

 

Letra : Atilio Supparo

Música : Agustín Bardi

 

Grabado por Carlos Gardel con guitarras. (sello Odeón Nº 18.281, el 28-06-1929)

 

 

AtrásMenú Principal