BAJO EL CIELO AZUL

(vals)

 

 

Bajo el cielo azul de mis montañas

Hay allá en la falda, acurrucada,

Una taperita nacarada

Plena de luz,

Plena de sol,

Plena de fe y amor.

Junto a la humildad de sus terrones

Y entre sus vergeles soñadores,

Hay unos ojazos tentadores

Que embrujan al brillar,

Fascinan al reír,

Y besan al mirar.

 

Son los ojazos de mi bien

Los bellos ojos de mi amor,

Que aprisionan mi querer

Con su cegante resplandor.

Son las pupilas de quien es

La dueña de mi corazón,

La bienamada fiel,

La compañera ideal,

Con labios de clavel

Y risa de cristal.

 

Para ella mi canción febril

Para ella mi cantar triunfal,

Las alas de mi inspiración

En un divino madrigal.

Es ella bajo el cielo azul

La diosa que en mi soledad,

Señala ese radiante edén

Que es mi felicidad.

 

Cuando el sol se oculta allá a lo lejos

Y cansado vuelvo a mi tapera,

Pienso en la dicha que me espera

Al encontrar,

A una mujer,

Que me hable de querer.

Y si alguna pena cruza en mi alma

Y no encuentro alivio en mi quebranto,

Esos ojos, que yo quiero tanto

Ahuyentan mi pesar,

Mitigan mi sufrir

Me ayudan a vivir.

 

Letra : Ivo Pelay  (Guillermo Juan Robustiano Pichot)

Música : Francisco Canaro  (Francisco Canarozzo)

 

Grabado por la orquesta de Francisco Canaro con la voz de Francisco Amor. (sello Odeón, 09-05-1941)

 

A “Letras”   A “Autor”    Menú Principal