TU CORAZÓN DE TANGO

(1955)

 

Los fuelles que rezongan, el piano que repica,

Un cantor nos explica el verso en su cantar,

Entonan los violines su melodía armoniosa,

Atrás el contrabajo, de un tango hace el compás.

Solloza el violonchelo, parece una protesta,

Y el ritmo de tu orquesta nos hace imaginar,

Tus sueños de muchacho, tu juventud bohemia

La adolescencia eterna y el barrio que no está.

 

Con tu tango “Responso” el pecho nos palpita,

Acariciando el fuelle pareces divagar,

Pensás en tus amigos qué lejos que se han ido

Y que del otro mundo quizá te escucharán.

Al bravo Homero Manzi la muerte lo ha llevado

Y tras él se ha marchado el gran Discepolín,

En esta vida, hermano, donde no somos nada

Tan sólo nos quedamos para esperar el fin.

 

Mirando hacia la vida, recordando el pasado

Triste y emocionado te tiembla el corazón,

Pensás en tu viejita, testigo de tu triunfo

Por quien en cada tango sollozas de emoción.

En tanto que en la pista se vive en otro mundo

Ignoran de la angustia que hay en tu corazón,

Bailando codo a codo el pecho les palpita

Tu corazón de tango los viene a acariciar.

 

Letra : Héctor Dore  (Ángel Horacio Marclay)

Música : Guillermo Gini  (Guillermo Oscar Gini)

 

 

                               AtrásMenú Principal