ROMÁNTICA

 

 

 

Pasó una vez como un ensueño

Bella y sutil fugaz imagen de mi vida,

La amé en el acto como sólo se ama un sueño

Y tras su encanto se marchó mi corazón.

Soñé la gloria presentida

De la tristeza de una dicha bendecida,

Vino el dolor sarcástico y burlón

Y espero un día a mí retorne el corazón.

 

No volverás

Romántica mujer por quien lloré,

¿Fuiste ilusión o fuiste realidad?

Eras la dulce novia

Soñada en mis dolientes noches de quimera,

O sólo un fruto del amor que desespera

Cuando el funesto delirio agobia.

No eras la duda loca ni eras la fe,

Eras la muerte que pasó, artera

Y hasta la muerte pasó... y se fue.

 

La muerte misma coquetea

Con mi dolor, después, irónica, se marcha,

Y así transido, prosiguiendo mi odisea

Miro que unos tras otros los sueños se van,

Cubierta el alma por la escarcha

De la amargura, nada espero... Marcha, marcha,

¡Ah, corazón!, Que hoy vas con loco afán

Tras lo imposible, como un ciego tras de un can.

                                                            

Letra : Dante A. Linyera  (Francisco Bautista Rímoli)

Música : Carlos Marcucci

 

Grabado por la orquesta de Luis Petrucelli cantando el estribillo Roberto Díaz.

 

 

(colaboración enviada (letra y grabación) desde la ROU, por el amigo Wilson Rodríguez Bortagaray. 11-2019)

(colaboración enviada (letra completa) desde Bremen, Alemania, por el amigo Hans-Martín Hallier. 04-2020)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal