RECORDANDO   (III)

(1931)

 

 

En las veredas rotas del barrio suburbano

Un órgano de mano desgrana una canción,

Y es como si quisiera, su honda melodía

Sembrar melancolía que amargue el corazón.

En mi nostalgia añoro los días placenteros

De antaño, que trajeron con lágrimas de fe,

Los besos de mi novia...

Que tanto me quería...

Que en un nefasto día al cielo se me fue.

 

Sigue el organito

Llorando su canción,

Y siento que por dentro

Me sangra el corazón.

Cuántas alegrías

Que no tendré ya más,

Pues desde que ella se fue

No tengo paz.

 

El rengo organillero se va barranca abajo

Sin presentir que trajo en su organito fiel,

Las notas que llenaron mi alma de amargura

En la nostalgia pura de mi destino cruel.

La tarde va escondiendo su luz en el ocaso

Y surge en un retazo de pena otra canción,

Otra canción que anuncia...

Con lánguidas estrellas...

Una carita bella y un muerto corazón.

 

Letra : Enrique Lary  (Enrique Lary Storch)

Música : Aníbal Troilo  (Aníbal Carmelo Troilo)

 

 

(colaboración enviada (letra) por el amigo Daniel Araque. 05-2022)

 

(Extraída de uma revista “El alma que canta”.)

 

 

                               AtrásMenú Principal