DOMINGO TRISTE

(ó “Triste domingo”, canción húngara)

(arr. en vals)

 

 

 

"Triste domingo,

Triste domingo con cien flores blancas"

Murmura el amante

Que vivió esperando,

Su cita galante.

Mas fue vana espera

Soñada quimera.

 

Triste domingo con cien flores blancas,

Te esperé, amada, lleno de emoción.

Mas a la cita tan sólo el recuerdo

Trajo en sus alas la desilusión.

 

Sin tu cariño mi pena es la pena,

Bebo mi llanto y no se consuela

Mi corazón.

 

Y así al pobre amante dobló el desconsuelo,

Y hoy clama a su amada con llanto de duelo,

Truncada su suerte en flores de muerte.

 

Este domingo no faltes amada

Con otras flores volveré a esperar,

Con muchos lirios las manos unidas

Sobre mi pecho y una cruz detrás.

 

Y si mis ojos muy fijos te miran,

Tú nada temas que mi despedida

Te quieren dar.

 

Letra : Laszlo Javor

Música : Rezso Seress

 

Letra en castellano: José Luis Andreoni

Arreglos: Telberg

 

Grabado por Agustín Magaldi con acompañamiento de conjunto. (sello RCA N° 38054, 26-11-1936)

 

(colaboración enviada (letra) desde EEUU por el amigo Michael Lavocah. 07-2021)

 

 

AtrásMenú Principal