LA VOY A ESPERAR

 

 

 

La noche...

Le va brindando cobarde,

Un empellón a la tarde

Que trastabilla al caer.

Desciende...

Cual barrilete cachuzo,

El sol que peca de iluso

Busca horizonte también.

 

Las nubes...

De tanto en tanto bostezan,

Y baldazos de tristeza

Van arrojando al pasar.

Justito...

Sobre la esquina coqueta,

Donde espero a la pebeta

Que nunca habrá de llegar.

 

También en mi alma la noche se puso

También en tinieblas quedó mi ilusión,

Me faltan sus ojos de mágico influjo

Que fueron mi vida, que fueron mi sol.

 

Montón de esperanzas que barre el destino,

Montón de amarguras que debo arrastrar,

Qué importa que digan, que así me castigo

Yo todas las tardes, la voy a esperar.

 

Las sombras...

Avanzando sigilosas,

Se abrazan a cualquier cosa

En medio de la quietud.

Envuelvo...

Mi pensamiento con ellas,

Imité ciegas estrellas

Porque me falta su luz.

 

Regreso...

Pisando las hojas mustias,

Que como alfombra de angustia

Tendiendo va el veredón.

Me vuelvo...

Y echo a la esquina un vistazo,

Y allí quedó hecho pedazos

Mi sueño y mi corazón.

 

Letra : Francisco Sappietro

Música : Salvador Vaccaro

 

Grabado por Luis Correa con el acompañamiento de la orquesta de Jorge Dragone. (sello Magenta, 1971)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal