INMORTALES DE AYER Y HOY

 

 

 

Ha pasado mucho tiempo

Desde el día que te fuiste,

Buenos Aires no lo cree

Ya se cumple un año más.

Yo te evoco, yo te canto

Con mi voz y mi guitarra,

Este verso que te llama

Murmurando en su compás.

 

Los Inmortales de ayer

Vuelven a ser, evocación,

Por eso canto a Gardel

Aquel que es luz y emoción.

El tango le dio el amor,

El ruiseñor que le cantó,

El mundo guarda el calor

De su alma pura y su rubor.

 

Son cincuenta, no parece

Que en un vuelo hacia la gloria,

Te alejaras de esta tierra

En un prematuro adiós.

Pero el tiempo siempre vive

Tu presencia, tu sonrisa,

Y esa ternura aflorando

Al cantar a media voz.

 

Letra : José Antonio Campos

Música : Edmundo Rivero  (Leonel Edmundo Rivero)

 

Grabado por Edmundo Rivero con acompañamiento de conjunto, Dir: Roberto Pansera.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal