EL PEREGRINO

(2011)

 

 

¿Lo viste al Peregrino en Buenos Aires?

Quijote que anda en bondi, soñador,

Trajeado con pedazos de vereda

Llevando en el ojal su corazón.

 

Parece que sus manos son dos luces

Que abrazan la poesía con amor,

Y tiene un lunfardario en la garganta

Que inventa mundos nuevos,

Con barrios de alegría y de canción.

 

Sus tangos tienen fuegos de ternura

Y niños correteando en cada verso,

En cada milonguita una locura

Florece con poetas de otros tiempos.

 

Y hay niñas con ojazos de peceras

Que vuelan con la piel de milongón,

Preñadas de más letras y milagros

Te asaltan y te dan un alegrón.

 

¿Lo viste al Peregrino entre nostalgias?

Cargando su pobreza de señor,

Tomando un vino dulce con la luna,

Llorando en el pañuelo de un adiós.

 

Parece que en las noches de poesía

Se mata por lograr una pasión,

Y luego resucita en mariposas

Con alas juveniles,

Y brillos inmaduros de licor.

 

Dedicado a Hugo Enrique Salerno.

 

Letra : José Pablo Arenas Díaz

Música :

 

 

 

AtrásMenú Principal