EL HIJO DEL FEDERAL

(milonga)   (1938)

 

 

¡Cola blanca, buey!... [silbido]

Laró, laró, laró, trilarairá.

 

Ves ese rancho, gurí

Contó mi abuelo que allí,

En una noche invernal

Murió de hambre y de frío,

El hijo de un federal.

 

Su padre fue un mazorquero

Que tuvo el “Restaurador",

Verdugo, degollador,

Bárbaro de instinto fiero.

 

Y al morir, cuando el guerrero

Urquiza atacó triunfal,

Todo aquel odio infernal,

Del unitario inclemente,

Cayó sobre el inocente,

El hijo del federal.

 

Murió en el rancho maldito

Sin un mendrugo de pan,

Como si el mismo satán

Lo matara, ¡Pobrecito!

Murió lanzando su grito

Contra el azote del mal.

 

Ahora en la noche glacial

Se oye un lamento de pena,

Dicen, que es el alma en pena

Del hijo del federal.

 

¡Barcino, buey!... [Silbido prolongado]

Laró, laró, larairalará...

 

Letra : Carlos Franzino

Música : Domingo Vassalotti  y  Fortunato Botti  (Fortunato Pascual Botti)

 

Grabada por Ignacio Corsini con acompañamiento de guitarras. (sello Odeón, 30-12-1931)

 

 

(colaboración enviada (letra) por el amigo Eliott Wilson. 03-2015)

 

 

AtrásMenú Principal