EL CEBOLLERO

(1912)

 

 

Como criollo me presento

Pa´ alegrar esta reunión,

Cantando algo de esta tierra

Que les llegue al corazón.

Les cantaré a los presentes

Si me prestan atención,

El tango del cebollero

Milonguero y compadrón.

 

Es un criollo el cebollero

Que vive de su trabajo,

Gritando: "Cebolla y ajo"

Por todita la ciudad.

En cada puerta que llama

Si la sirvienta aparece,

Su mercancía le ofrece

Y se la empieza a filar.

 

Y hay que ver

Cuando empieza las filadas,

Deja a todas embobadas

Con sus promesas de amor,

Y en verdad

A más pierna y zalamero,

Nadie gana al cebollero

Pues pa´ l filo no hay igual.

 

Con su lengo en el pescuezo

Y el chambergo requintao,

Va el compadre cebollero

Bordejeando a todo lao.

Cuando hay un baile de tango

En alguna vecindad,

Caza una paica y se larga

A lucir su habilidad.

 

No hay quien le iguale en destreza

Si suelta las coyunturas,

Pues hace unas quebraduras

Difíciles de imitar.

Donde quiera se presenta

Deja su fama sentada,

Quien le cope la parada

No lo puede aun encontrar.

 

Letra : Gerónimo Gradito

Música : Hernando Scapparone

 

Grabado por Alfredo y Flora Gobbi con acompañamiento orquestal. (sello Columbia, 1912)

 

 

AtrásMenú Principal