EL BAR DE JULIO

 

 

 

Está encajado como artista en esa calle

Como junando al Obelisco en diagonal,

El bar de Julio le dedica a los que pasan

Un tango rante que cantó nuestro zorzal.

 

Y cuando llegan las estrellas en la noche

Los parroquianos se disponen a beber,

Ese brebaje que adormece nuestras almas

Y aflora en tangos los compases de Gardel.

 

Se apoyan en el corto y encerado mostrador

Artistas, periodistas, deportistas y otros más,

El “conde” con su ropa extravagante de doctor

Marca una nota emotiva en el lugar.

La noche más oscura se respira en ese bar

Amigos que se entregan sin pensar en más allá,

Canciones, cigarrillos y la gran cordialidad

Que brinda Julio, en cada copa que nos da.

 

Son esas tardes de café las que añoramos

Y otras estrellas nos invitan a soñar,

A Buenos Aires, la nostalgia dedicamos

Que llega al cuore en llamarada de ansiedad.

 

Por tal razón te perpetuamos en un tango

Boliche oscuro de la rauda diagonal,

Pues es un nudo de las noches sensibleras

Donde cantaba un vate reo de arrabal.

 

Letra y música : Juan José Carlos Valenti

 

Grabado por Juan Villarreal con el acompañamiento de Javier Díaz González en guitarra.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada (grabación) por el amigo Oscar (Eduardo Arolas). 05-2016)

 

 

AtrásMenú Principal