DULCE PORTEÑA

(vals)

 

 

Dulce porteña de ojos de cielo

Porteña hermosa, mujer gentil,

Escucha el eco de mis canciones

Que al evocarte brotan de mí.

 

Flor seductora, tú eres la dueña

Que siempre mora en mi corazón,

Eres la lumbre de mis ensueños

La santa diosa de mi ilusión.

 

Tu corazón lleno de amor

Hizo vibrar todo mi ser,

Y en el delirio de mi pasión

Canto tu canto gentil mujer.

 

Yo pienso en ti con loco afán

Eres mi fe, mi inspiración,

Oye el acento sentimental

Que aquí te ofrece mi corazón.

 

Letra y música : Richard Russo  (Alberto Bahamonde Vignoli)

 

Grabado por el dúo Magaldi – Noda con acompañamiento de guitarras. (sello Brunswick N° 1626, 1930)

 

 

AtrásMenú Principal