CONFIDENCIAS   (III)

(2007)

 

 

De par en par las ventanas

Abro al silencio profundo,

Y dialogo con el mundo

De las estrellas lejanas.

A veces las creo cercanas

Cuando algo dentro de mí,

Celebra lo que viví

Y aunque tuve horas inciertas,

Tendí mis manos abiertas

Y el corazón ofrecí.

 

Tan libre como los vientos

Fue mi juventud en calma,

El amor le entregó al alma

Sus mejores sentimientos.

Los rayos del sol muy lentos

En el cielo enamorado,

Entibiaron el dorado

Resplandor de un bello ocaso,

Que acompañara mi paso

Ansioso o despreocupado.

 

Muchas veces al querer

Meditar un buen consejo,

Me he mirado en el espejo

Diamantino del saber.

Tiempo tardé en comprender

Que en las vueltas de la vida,

Es cosa bien aprendida

El saber agradecer,

Por eso llego a entender

Que estuve siempre cumplida.

 

Regué la tierra al sembrar

Mil semillas de amistad,

No me fijé en cantidad

Cuando hube de cosechar.

Fui más feliz con el dar

Que con dejar para luego,

A los versos tomé apego

Y con palabras sencillas,

Logré juntar sus astillas

Para encenderme en su fuego.

 

Letra : Norma Ester Montenegro

Música : Quique Rassetto  (Enrique Walfrido Rassetto)

 

 

AtrásMenú Principal