COMO ROSAS PRENDIDAS

 

 

 

En estas cuentas diarias con la vida

Trenzadas por angustias y un después,

Nos hiere torpemente en carne viva

Medida ya perdida sin tal vez.

 

En la tierra se arman bailes con desaires

Y hay conjuras por saltarlas del lugar,

Con gastos de misiles, Buenos Aires

Se restan nuestras cuentas de sumar.

 

Y el corazón que late con los tangos

Y se empeña en tus calles cada día,

Es la razón que alienta la alegría

Que le da nuestra gente en la porfía.

 

Y el corazón se angustia por tus niños

Como rosas prendidas de los trenes,

De la vida impetuosa que te inunda

Me duelen tus penurias, Buenos Aires.

 

“Y estamos sin saberlo Buenos Aires

En una sinfonía colosal,

Ahora que la historia sin memoria

Se apura por llegar a su final”.

 

Hay un órgano sonando en las sirenas

Con la fresca mañanita de las seis,

Y salta como sangre de las venas

La vida y la esperanza en un después.

 

Muriendo en mil angustias Buenos Aires...

 

Letra y música : Fulvio Salamanca  (Fulvio Werfil Salamanca)

 

Grabado por el Sexteto de Fulvio Salamanca con la voz de Julio Rodolfo. (sello Almali, 1987)

 

 

(colaboración enviada (letra) por el amigo Eliot Wilson. 03-2015)

 

 

AtrásMenú Principal