CHAMUYANDO   (II)

 

 

 

Chamuyaste mi existencia milonguera

Con engrupe de papusa liberada,

Dejándome llevar por la quimera

Con una  alegre vida regalada.

Con tu lindo chamuyar había quedado

Amarrado a tu cálido festín,

Parecía el otario descarnado

De los tangos del gran Discepolín.

 

Chamuyando una canción

Desorientaste mi vida,

Sos el recuerdo, una vida

Una amarga flor pagana,

Sos una sombre lejana

De mi última ilusión,

Y hoy volvés arrepentida

A chamuyarme de nuevo,

Ya no soy aquel otario

Se cerró mi corazón.

 

Chamuyando te metiste en mi vida

Con tanguero arabesco en pleno día,

Chamuyando se fue aquella vida

Matando el pucho de mi hombría.

Hoy me encuentro alejado de tu lado

Con alegre sinfonía y sin afán,

Tu chamuyo no me tiene angustiado

Ya no te veo, percanta del gotán.

 

Letra : Roberto Eugenio Collia

Música : Miguel Ángel Caruso

 

Grabado por Héctor Darío con el acompañamiento de la orquesta de Tito Ferrari. (sello Polyband, 2003)

 

 

(colaboración enviada (letra) por el amigo Eliot Wilson. 03-2015)

 

 

AtrásMenú Principal