CELULAR

(milonga)

 

 

Colgado de mi cintura

Suena el primer tintineo,

Y después, tu merodeo

Me persigue sin cesar.

Yo te atrapo con mi mano

Y desde allí, hasta la oreja,

Tus proyectos y tus quejas

No me dejan ni soñar.

 

Bicho negro del progreso

Cruel sicario computado,

Enemigo declarado

Del silencio y nada más.

Me desquito en el almuerzo

De tostado y de gaseosa,

Y te alejo de mis cosas

Aunque sé que volverás.

 

Celular... tu “móvil telefonía”

Y tu continuo chamuyo,

Me aturden con su murmullo

Que nunca tiene final.

Y en tu habitual insania

De parloteo indolente,

Me conecto con la gente

Con acento de metal.

 

Por la tarde un café fuerte

Me devuelve a la locura,

De tu pequeñez oscura

Y tu sádico placer.

Los negocios y las citas

Aquel cheque y otro plazo,

Y entre todos, tu zarpazo

Yo me vuelvo atardecer.

 

Arrastrando los cansancios

Y con tu veneno a cuestas,

Me acomodo en la propuesta:

Tele, cena y a dormir.

Te amordazo hasta mañana

Y me viene a la memoria,

Que los viernes son la gloria

Y los lunes, sucumbir.

 

Celular... es obvia tu letanía

Y encaramado a ese podio,

Amores y grises odios

Conjugan mi verbo “ser”.

Pero al junar mi agonía

Es tu sonido una brisa,

Cuando venga la noticia

Que esta noche la veré.

 

Letra : Luis “Pichín” Bustince  (Luis Mario Bustince)

Música : Carlos Bergés  (Carlos Rubén Bergés)

 

Grabada por el Octeto de Pascual Mamone con la voz de Reynaldo Martín.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada (grabación) por el amigo Eduardo Arolas. 11.2014)

 

 

AtrásMenú Principal