CARIÑO ETERNO

 

 

 

Decime por qué te fuiste

Y me dejaste sin compasión,

Por qué, si no me querías

Tú me engañaste.

No alcanzaste a comprender

Que no podía vivir sin tu amor,

Y que al abandonarme

Tanto lo sé en mi dolor,

Tu ausencia lloraría

Mi pobre corazón.

 

Nunca pude pensar

Que fuera así sin ti,

Un amor que jamás

No podía por mi sentir.

Muy adentro hay en mí

Un punzante dolor,

Porque con este amor,

Mi vida y mi alma

Entera te di

 

Recuerdo aquella noche en que juntos del brazo

Perdidos en las sombras paseamos nuestro amor,

La luna y las estrellas eran testigos mudos

Que nos acariciaban como una bendición.

Tu voz me parecía la dulce serenata

Que me llenaba el alma borracha de pasión,

Y trémulo y ansioso bebía yo en tus labios

El néctar delicioso de tu divino amor.

 

En medio de mi desvelo

Quiero guardarte mi adoración,

Porque ya no tengo fuerzas

Para olvidarte.

Fue tanto lo que te amé

Que tu recuerdo no se borrará,

Mis sueños y mis penas

Mi alma llorará,

Y siempre en mi memoria

Tu imagen estará.

 

Letra : Juan Andrés Caruso

Música : Rafael Iriarte

 

Grabado por Ignacio Corsini con las guitarras de Rafael Iriarte y Miguel Correa. (sello Odeón, 1923)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal