CANCIÓN MISTONGA   (1929)

(El cantar de mi ciudad)

 

 

Canción porteña, mistonga y compadre

Se durmió al arrullo del tango llorón,

Que tiene en sus quejas caricias de madre

Y en su melodía, llanto de gavión.

Cancionero reo, sueño de percantas

Que lloró en las rejas, preso en la ilusión,

Cuando en la cortada tiró a la marchanta

La postrer chirola de su corazón.

 

Che tango, quién resiste,

Tu cantar dulzón y triste

El cantar de mi ciudad.

Malevo de alma pura,

Que llevás la desventura

Y el dolor del arrabal.

Che tango, sos un rante,

Y a vos te debo el espiante

De la que sembró mi mal.

 

Cantaste la pena de los cafetines

Y de la recova, su fatal dolor,

Y en la noche triste de muchos bulines

Tu chamuyo suave trajo un nuevo amor.

Cancionero reo, sos una balanza

Donde de un platillo pende un corazón,

Que canta el soneto de sus esperanzas

Mientras en la otra, llora un bandoneón.

 

Letra : Luis Rubistein

Música : Vicente Sassano

 

Grabado por la Orquesta Típica Víctor con la voz de Juan Carlos Delson. (sello RCA, 10-09-1929)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal