CAFÉ NACIONAL

(1936)

 

 

En una calle céntrica donde la ola

De la ciudad arrastra todo el descarte,

Hay un café salvado de la victrola

Donde el tango levanta su rancho aparte.

 

En este templo mishio del pentagrama

Porteño hasta la mezcla de su revoque,

Es donde el tango vuelca toda su gama

Y entra en los corazones como un estoque.

 

Estos muros tan viejos que ha respetado

La biaba prepotente de la piqueta,

Son los testigos de mi café cortado

Y de las filigranas de Antonio Aieta.

 

Letra : Enrique Cadícamo  (Domingo Enrique Cadícamo)

Música : Ciriaco Ortiz  (Ángel Ciríaco Ortiz)

 

Originalmente era un poema de Cadícamo, al que luego musicalizó Ciriaco Ortiz.

 

 

A “Letras”   A “Autor”    Menú Principal