Y El INVIERNO QUEDÓ ATRÁS

 

 

 

Dejamos de mirar el cielo y las estrellas

Tomados de la mano, en cada atardecer,

Se abrió entre los dos una profunda huella

La huella del dolor, de un hondo padecer.

Las dudas, las angustias, las penas y los celos

De pronto oscurecían el sol de la ilusión,

El mundo de esperanzas, de sueños y de anhelos

Hería en su angustia y en nuestro corazón.

 

Todo, todo aquel tormento

Y el martirio, ya pasó,

Si parece que fue un sueño

Este amor que ha florecido.

Hoy volvemos de la mano

Las estrellas a mirar,

Nuestro amor está en verano...

Y el invierno quedó atrás.

 

Dejemos el ayer, no hablemos del pasado,

El daño que nos hizo tenemos que olvidar,

Lo nuestro empieza hoy. ¿No ves, todo ha cambiado?

¡Nos llena el corazón un nuevo despertar!

¿No ves que no pudieron, ni pueden alejarnos?

Hay un camino solo para seguir los dos,

Ahora lo sabemos, nacimos para amarnos

Es nuestro este destino, así lo quiso Dios.

 

Letra : Quico Fernández  (Eduardo Fernández)

Música : Luciano Leocata

 

Grabado por Susana Mir con el acompañamiento de la orquesta de Jorge Dragone.

 

 

(colaboración enviada (letra) desde La Plata, por la amiga Susana Mir. 02-2014)

 

 

AtrásMenú Principal